Tipos y sistemas de fotodepilación

Tipos y sistemas de fotodepilación

645
0
Compartir
sistemas y diferentes tipos de fotodepilación

La fotodepilación bien conocida por todas es una técnica que destruye el folículo piloso por medio del calor que le es proporcionado al mismo a través de la fototermólisis. Hay distintos tipos de fotodepilación y también distintas técnicas que responden a cada método. En una primera sesión de fotodepilación cerca del ochenta o noventa y cinco por ciento del vello desaparece en forma permanente y definitiva. Las variaciones en este porcentaje van a tener que ver con distintos factores como el sexo, la edad, la región del cuerpo, los posibles problemas hormonales y el grosor del vello. Esto es elegido por muchas personas que no toleran los métodos convencionales de depilación y se ven obligadas a recurrir a distintos tipos de fotodepilación.

Generalmente las mujeres escapan a otras técnicas como las maquinas de afeitar, cera o cremas depilatorias porque producen manchas, quemaduras, alergias, foliculitis (pelos encarnados) y otras afecciones dolorosas y desagradables. Para estas personas que no desean sufrir por el mero hecho de depilarse, existen distintos tipos de fotodepilación que pueden ayudarlas a sentirse a gusto consigo mismas y por sobre todas las cosas cómodas y seguras. Este procedimiento es también elegida por hombres que desean deshacerse de su vello ya sea por fines estéticos, por la práctica de deportes como la natación, el ciclismo, el rugby, el futbol, el tenis o simplemente porque lo necesitan.

tipos-de-fotodepilacionTambién personas que sufren de hirsutismo, recurren a los tipos de fotodepilación para acompañar los tratamientos hormonales a los que se someten. Para poder llevarla a cabo, es necesario o mejor dicho más conveniente, que se realice en pieles blancas con vellos oscuros ya que la melanina presente en los pelos de color negro absorbe aún más el laser procurando una efectiva eliminación o destrucción del bulbo piloso y así del posible crecimiento de vello en la zona. Los tipos de fotodepilación que se realizan en los vellos claros son prácticamente ineficaces, y ni hablar de las canas. En este último caso es importante que se sepa que el método adecuado según los expertos es el de la electrólisis. La zona que se prepara para la depilación a través de distintos tipos de fotodepilación debe ser una piel que no esté bronceada ni expuesta al sol sin protección como así también que no haya sido expuesta a peelings, depilación con cera, pinzas, cremas o tratamientos faciales. Además hay algunos casos en los que no se recomienda aplicar la fotodepilación como lo es en personas que estén embarazadas (aunque no existen riesgos probados científicamente), diabéticos y personas que estén recibiendo tratamientos médicos fotosensibilizantes. Los tipos de fotodepilación que existen actualmente surgieron casi por error como todos los descubrimientos en estética. Al investigarse en la remoción de tatuajes se descubrió que en la zona de tratamiento el vello quedaba erradicado.

Así la tecnología diseñó varios aparatos que fueron evolucionando con el tiempo hasta llegar a los tipos de fotodepilación que conocemos actualmente. Los más utilizados son los IPL (luz pulsada intensa) y los laser que pueden ser de alta o baja potencia. Los IPL constan de una lámpara que emite luz y es filtrada por un cuarzo que determina la profundidad de la piel a donde llegará la luz. Los disparos se realizan cada un segundo y como sabemos reaccionan mejor aquellas pieles claras que poseen vello fino (ya que el bulbo se encuentra más superficialmente). Los láseres de baja potencia tienen sin embargo una función bioestimuladora y son utilizados en casos en los que no se requiere un gran trabajo.

tipos-de-fotodepilacion-variedadEl aparato que se utiliza tiene un sistema de excitación, o sea una fuente de energía externa, un medio activo (material fácil de excitar) que genera a través del sistema de excitación un haz láser y una cavidad resonante que reflecta las radiaciones electro magnéticas (amplifica la luz emitida por el medio activo). Los láseres más utilizados en la actualidad y que gozan de mayor publicidad en cuanto a la seguridad son el láser de Diodo, el láser Alejandrita, el láser de Neodimio-Yag, y otros asociados a láseres de colorante pulsados. Por lo general es indoloro aunque a veces se hace necesario, en personas de piel sensible, el uso de cremas anestésicas para disminuir el dolor. También se pueden producir enrojecimiento, recrecimiento del pelo, quemaduras, alergias, brotes acneicos y manchas. Pero esto sucede sólo en una ínfima cantidad de casos. Lo importante antes de decidir qué tipo de fotodepilación se utilizará es realizar una pequeña prueba en una parte del cuerpo que no se vea, para constatar que no produzca efectos colaterales, asegurarse de que un médico sea quien supervise el tratamiento e informarlo acerca de posibles estados físicos de cada paciente como pueden ser embarazos, enfermedades específicas o simplemente la toma de medicamentos que puedan ocasionar efectos indeseados. En conclusión, la fotodepilación ofrece muchas ventajas que son sumamente aprovechables pero debe manejarse con el debido respeto por nuestro cuerpo tomando las precauciones necesarias.

No hay comentarios

Dejar una respuesta